Recordando-nos y Reconociendo-nos

Tras una semana de arduo trabajo y para cerrar de manera majestuosa, los miembros de la comunidad desde el nodo cultural, decidieron realizar una pequeña muestra de lo que sería el “Primer Festival Indígena: La Flecha de Oro”, para ello habían elaborado y llevado algunos platos típicos de la región como el Pescado con Yare, el Mañoco, el casabe y el Ají. Por otro lado practicaron durante la semana tres bailes típicos indígenas, a saber, el Akaneto, el Cachipichipi y el Cacho de venado.


Tuvimos igualmente la dicha de contar con la cooperación del anciano sabio y sabedor Don Eladio, quien a pesar de estar en otro nodo (el ambiental) también quiso participar en los bailes, nos dirigió y cantó dando vida a la muestra; los nodos de ambiente y cultura se unieron sin preverlo y esto hizo del momento un acto sublime que haría mella grandísima en nuestras almas. El jueves 12 de diciembre del 2013, día en que estaba programada la realización del pre-festival, y mientras preparábamos la ambientación para la presentación, Jehisson Santacruz (corre-papawü – bautizado de esta manera por la comunidad) y Wendy Ruiz, miembros de Profesionales Amigos, recibieron quizás una de las mejores propuestas que les habían hecho a lo largo de sus vidas, sus amigos de la comunidad les habían traído dos trajes típicos con la intención de que bailaran con ellos las danzas tradicionales. Como dos adolescentes que sienten maripositas al ver su amor febril y al no saber qué hacer, puesto que era un honor y un acto que merecía respeto, éste, que se nos permitiera ser parte de una tradición ritual y sagrada como lo son estas expresiones en las culturas ancestrales, comenzamos a preparar los atavíos, los pasos, el canto melodioso en el lenguaje Sikuani, el baile. Cuando todos los demás nodos, camaradas de la comunidad y de profesionales amigos salían a su hora de almuerzo, les convocamos a presenciar la danza que sus parientes habían preparado con mucha dedicación, espontaneidad y respeto, inmediatamente y todos muy felices se reunieron alrededor de la cancha del internado la cual estaba engalanada con diferentes artesanías, arcos y flechas que representan toda una tradición mítica de sus propios símbolos y su cosmovisión, también ataviaban esta gala elementos para preparar los alimentos como sebucanes y otros objetos representativos de la población indígena.

Don Eladio dirigía los bailes y cantaba mientras que Doña Rosa, una anciana de la comunidad, muy animada también se unía al canto que era seguido por los demás que participábamos en los bailes, incluso, por algunos que se encontraban entre los espectadores. Como todo un sabedor, anciano sabio, Don Eladio, realizaba una pequeña reseña histórica de los bailes que presentábamos y todos los expectantes escuchaban con atención. Finalizados los tres bailes procedimos a presentar, y como una gran familia a compartir, los alimentos preparados.

Por último se dio una exposición del sebucán, el arco y la flecha, y los distintos objetos que colgaban y ataviaban el escenario. Así finalizábamos el Pre- lanzamiento del festival Indígena la Flecha de Oro 2014, “recordando-nos” y “reconociendo-nos” como los mismos indígenas habían mencionado en días anteriores, pues sin duda alguna, ya nos sentimos parte de esta encantadora comunidad y nuestro compromiso es que juntos: nos recorde-mos y nos reconozca-mos .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *