San Vicente del Caguan: Una visión diferente

San Vicente del  caguán  es uno de los municipios más grandes  de  Colombia que esta estigmatizado  socialmente a raíz de la violencia que sus  habitantes han tenido  que vivir, nadie lo considera un destino turístico ,sin embargo cada lugar tiene  su encanto y en San Vicente del Caguán la gente a pesar de una historia llena  de guerra  y violencia  da lo mejor de sí para con los demás  .

Llegar  a  este  municipio y empezar a romper  y cambiar cada  uno  de esos prejuicios que dibuja la gente y los medios de comunicación  no fue tan difícil ,fue suficiente conocer  la institución educativa Dante Alighieri para darse cuenta del potencial de estos  estudiantes, la gran labor que hace el cuerpo docente  y la otra cara del municipio, gente con  historias impactantes e inspiradoras que a pesar de las dificultades  siguen apostándole  a un cambio, es decir ,a los jóvenes  que sin lugar a duda tienen el futuro  en sus manos .

Desde mi experiencia personal  considero que  somos  docentes en formación que debemos apostarle  hacer algo diferente  en nuestra sociedad  , podemos investigar más allá de nuestras aulas ya que Colombia  es más  que  Bogotá , existe  una Colombia  rural que es olvidada por muchos  y que necesita cada vez más  profesionales  que  se interesen por estas zonas  que están llenas de potencial pero les falta apoyo profesional . En este caso siendo sincera  fue más lo que aprendimos  de la institución  educativa Dante Alighieri  pero  todos quedamos  con unas ganas inmensas  de aportar a la educación de estos  jóvenes  y volver para  darles lo mejor de nosotros. En mi caso estuve  realizando  entrevistas a docentes  sobre su experiencia y el modelo pedagógico de la institución, algo que  me dejo sin palabras  , encontramos  docentes  muy bien preparados con un amor inmenso a los jóvenes  y con esto  logre entender  lo que llaman vocación pues  estos docentes buscan sacar a los niños y jóvenes del contexto en el vienen  y mostrarles un camino diferente , teniendo en cuenta que el colegio  ofrece  una segunda casa llena de hermandad que  crea entre los jóvenes  grandes lazos de amistad y sentido de pertenencia para con la institución.

Aunque  las palabras no son suficientes  para describir toda la   experiencia, me queda decir  que  San Vicente del Caguán es más que  un municipio  lleno de violencia  y el cambio está en educación, preparar a los jóvenes  para servir a su comunidad,  por mi parte  espero con anhelo el momento de  volver  y  poder  aportar  mucho más de lo que ellos me puedan enseñar  y sin lugar a duda  también es importante agradecer quienes  hicieron posible   esta experiencia Álvaro  Hernández   quien nos abrió  las puertas  ante la institución educativa y nos inspira a crear nuevas cosas y Patricia  Moreno  quien  es  nuestra guía  y compañera  en esta experiencia .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *