SIN TERRITORIO, NO SOMOS NI SEREMOS

El hombre civilizado es el paladín de la destrucción.

Atropellados por la desdicha, desde el anonimato

de las ciudades, se lanzaron a los desiertos

buscándole un fin cualquiera a su vida estéril.”

José Eustacio Rivera – La vorágine

¡Mi primera experiencia de campo! Primavera – Vichada, cómo olvidarte si fuiste mi mejor regalo, cómo olvidarte, si me brindaron tanto cariño, cómo olvidarte, si el corazón no soportaba tanta alegría, cómo olvidarte, si el corazón se retorcía de no poderlos llevar conmigo, cómo olvidarte, si la luz de la luna, el brillo del sol y el fresco olor de la naturaleza me inspiraban para decir voy por el buen camino… no te imaginas Primavera cómo se mojan los ojos escribiendo estas palabras mientras por mi cabeza viene la intensidad de tantos sentimientos de esos 6 días viendo a esta comunidad que tanto nos brindó y a sus niños que corrían y disfrutaban esa dulzura que les ofrece el Vichada. Olvídate corazón por un momento el instante triste de partir y recuerda la alegría con la que vivieron las mujeres su taller de confección y a los hombres que con esa sencillez, sabiduría e inspirados por su territorio plasmaban sus pensamientos y sus ideas en cada actividad organizada.
It’s such an amazing experience! Las personas se preocupan por un diario vivir, por una jornada de trabajo, por unos compromisos estudiantiles, por trabajar para poder comprar la felicidad. ¡Acepto! Yo también me fui pensativo por mis trabajos de la universidad… pero “boom” se me olvidó que tenía trabajos, lecturas, foros, etc. Solo bastó con el primer compartir, el primer contacto con la comunidad para olvidarme de todo. “ocúpate del hoy que mañana ya traerá su prisa”.


No sé cómo el corazón no había vivido tantas emociones en un solo instante. Todo se lo debo a los esfuerzos, al compromiso y a la entrega que hicimos como equipo para que la jornada se llevara a cabo. Al igual que nosotros la comunidad también se empeñó para que tuviéramos todo lo que necesitábamos para tener una estadía cómoda y suficiente para dejarlo todo en las actividades:


Todos los días nos levantábamos temprano para estar listos antes de las 7, desayunar y ultimar detalles para las actividades del día. Y en el transcurso de las actividades salían reflexiones, conocimientos nuevos, palabras y metáforas que retumbaban en nuestra cabeza. Bastaba con escuchar a cada uno de ellos, aunque poco expresivos nos hacían sentir lo que ellos sentían, nos hacían saber lo que ellos querían, nos hacían reír cada vez que veían la posibilidad de hacerlo. Y eso sin contar cuando Ikuli habló de que había tenido un sueño… Ikuli, Pablo, Cazuna, Santiago, Mario, Chamuli, Morado los llevo en el corazón pero sobre todo
en mi maleta con la que voy a estudiar, porque cada posibilidad que vea para aprender por y para ellos lo haré. Y porque además, no es posible que estén en el olvido cuando ellos también son personas y personas que tienen mucho por aportar, pocas personas tienen raíces y cultura como la que tienen ellos. ¿Y qué tal si aprendemos de ellos? Por ejemplo el Cabildo Gobernador no tomaba decisiones sin antes contar con la opinión de la comunidad.

Creo que no existen aún palabras para describir todo lo que se vivió. Gracias a la organización y a la forma de operar de Profesionales Amigos pude sacar todas esas reflexiones para que no se quedarán solo en mí: cada noche bajo la luz de la luna hacíamos un resumen de la jornada y en conjunto sacábamos reflexiones de ello.


En definitiva, la jornada fue todo un éxito, cumplimos con el compromiso que teníamos que era el taller de corte y confección, además se trabajó un nuevo proyecto que fue el de “Proyecto Educativo Propio”. También se llevó a cabo una nueva propuesta para continuar con Unuma, el cual es un trabajo entre Profesionales Amigos, Green Factory y la comunidad. Y por último junto a Nicole Bruskewitz desarrollamos el diagnóstico sociolingüístico el cual fue un trabajo de equipo fenomenal y fructífero.
No sería para menos que dar gracias a todos los que hicieron posible que yo estuviera allá y viviera esta experiencia: trabajo, paseo en moto, en avión, yate y hasta pilotear el avión en el que llegamos a San Teodoro. 

El trabajo comprometido, bajo unos principios bien fundamentados hace la diferencia. 

Profesionales Amigos viene a hacer la diferencia. Somos Pensamiento + Acción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *